En tiempos de redes sociales y de apuros cibernéticos, el yo ante todo se ha vuelto una moda. Porque yo, porque para mí, porque yo se que, porque yo soy…y así una infinidad de frases que cortan a una persona que esta hablando para dar una información sobre nosotros que no tiene nada que ver, pero necesitamos opinar porque sino mi yo no estará conforme y no seré el centro del universo.

Hola, soy Lucas y solo busco la conciencia global, y hoy comencé por el final. Aquellos que me leen habitualmente saben que cierro con esa frase pero hoy busco otra cosa, que se escuche la voz de ella, una niña que quería volar con apenas 7 años.
Ella, a quien no voy a ponerle nombre soñaba imperiosamente con volar, con viajar en avión para tratar de responderse algo, pero será mejor que sea ella quien lo cuente (o se lo cuente a él) con una carta, que ella nunca escribió, que el destinatario nunca recibió físicamente, pero que me tomo el atrevimiento de poder redactar, como me imagine desde que conocí esta historia.


¿Qué haces cuando ves que todo lo que creías en tu infancia no es tan así como lo creías?  ¿A quién le protestas? ¿Dónde te dan la verdad de los hechos?
Así debería empezar para que entiendan lo que a continuación voy a relatar, un texto con una mirada introspectiva, hoy no miro hacia otros miro hacia mí.

Al Facebook le falta amor, pero no es simplemente amor, es todo, romanticismo, dulzura, todo…
Al Facebook le falta el amor de pareja… no, en cambio, el amor de madre a hijos o de padres a hijos… veo muchas fotos con niños…


Grítame a la cara lo que pensás, grítame lo que sentís, pero de frente sin rodeos. Decime si estoy equivocado, si es verdad lo que digo o lo que más desees, pero sin rodeos.

Me senté a escribir, porque a veces me sale más fácil así. Es difícil poder comunicar el amor, como podemos ponerle palabras a nuestras miradas o a nuestras risas cómplices. Explícame como definimos eso que sentimos, que al besarnos nos decimos sin decir ni siquiera una palabra.


Cambiar, esa bendita sensación de pasar de un estado a otro, y en el medio la crisis, que puede ser emocional, física, amorosa. Lo cierto es que, ese momento es este, este preciso momento que nos lleva a otro punto.
Pero vivimos en crisis, somos seres que necesitamos avanzar o retroceder, dependiendo el momento de la vida, aunque no todas las crisis son malas, hay algunas que nos llevan a pensar; pero lo cierto es que el cambio es inevitable.

Y un día me quede solo, mire a mi alrededor y me quede solo, pero solo voluntariamente, la luz se apago ya hace un tiempo, yo me quede sentado, esperando la segunda parte de un final aburrido, hipócrita y hasta desilusionador.
Mil veces me contaste el mismo drama de amor, mil veces supiste cuál era la piedra con la que tropezabas y una vez más caes con la misma.
Valórate, el amor no es sufrir, es disfrutar de todos los momentos, no sólo de algunos.
No dejes que te oculten, si lo hacen es porque algo te ocultan y si vos permitís eso, aceptas que el mundo mañana sea un poco peor.
Vamos, no importa dónde pero si con quien… con vos… vamos…
Vamos a buscar un nuevo destino, tal vez acá mismo, pero no importa demasiado… solo contigo a mi lado…

Hola… soy Lucas… y lo aclaro para que no crean que es una de esas molestas cadenas que nos mandan o esos inmensos textos que no llevan a nada. No sé si esto llevara a algo, pero necesitaba sentarme a escribir.

Déjame pensar que no tengo ganas, que hoy no puedo, que no soy más de lo que soy… déjame sentirme mal, solo por el hecho de necesitar llorar.
Soy la excusa sin justificación
La Unión sin consolidar
El músculo sin entrenar
La destreza sin desarrollar.

Y si de algún lado nace la esperanza de creer que la vida vale la pena, confiando en entender que la vida del otro vale tanto como la mía.
A vos está dirigido este texto, a quien día a día piensa en cagarle la vida a la persona más importante de su vida… a vos mismo…

Nuestra experiencia nace en la capital de la provincia homónima, Neuquén, con nombre fuerte, audaz, atrevido, arrogante. Así es la capital, su gente lo demuestra hora tras hora.
Hoy me senté a ver parte de lo que fue una de las conferencias que más me gustan como son las charlas ted.
Necesitaba expresarme en esta navidad…
Hola a todos/as las que siempre leen mis textos… feliz navidad… mucha paz para ustedes y para sus seres queridos…

Explícale a ese niño que son 22 personas atrás de una pelota, que juegan porque son mercenarios y cobran por hacer algo que muchos harían gratis.

Me despierto pensando en vos mamá, buscándote y esperando nuestro encuentro.
Me despierto y corro hacia ti sin pensar en nada más.