Capitulo 1: Pocas verdades, muchas mentiras

Un día caminado mire a los ojos a una anciana y desperté. Me di cuenta que mi mundo no es su mundo. Cada persona tiene su mundo, su verdad.
Al tener cada uno su verdad ¿cada uno tiene su personalidad? ¿El mundo es un millar de verdades? O tan solo ¿el mundo termina siendo egoísta de por sí?

Tuve y tengo un montón de preguntas que intente responderme.
Para comenzar, habría que aclarar que a lo largo del tiempo la verdad de una persona afecto directamente sobre la verdad de otras personas, y allí comenzó a imponerse lo que hoy en día se llama “moda”, por lo cual tuve la primera respuesta que buscaba.
Cada persona no tiene su personalidad, existen diversas combinaciones de elementos que me llevaron a obtener esta respuesta.
Un día me senté en el banco de una plaza muy conocida de mi ciudad a observar a la gente que por allí transitaba, y no sé porque no me lleve ninguna sorpresa al ver a unas 50 personas entre edades que oscilaban los 20 años todas iguales aunque con fisonomías diferentes, eran cortadas con la misma tijera. Pero lo peor no es eso, su pensamiento era igual, se fijaban en si estaban bien, si el maquillaje estaba en su lugar y se preguntaban una con la otra si estaban lindas.
Volví a casa espantado por mis lógicas conclusiones y decidí darle un descanso a mi mente de lo que había visto y pensado durante toda esa tarde, encendí el televisor y para mi sorpresa, el canal en el cual encendió el televisor estaba dando una telenovela juvenil, en la que la protagonista realizaba los mismo gestos y pensaba de igual forma que la mayoría de chicas que yo había observado a la tarde en aquella plaza de mi ciudad.
Al ver esto deduje inmediatamente que las personas se hacen más sencillas las cosas de las que yo me suponía, para no crear una personalidad, la compran de la televisión. En este mundo tan comercial hasta la personalidad de uno se compra, o te obligan a comprarla. Estamos en un mundo donde lo barato esta de moda. Pero también esta de moda lo fácil y lo sencillo. Dejando de lado la necesidad de la creación y de pensar.
A partir de este momento surge una palabra que puede llegar a ser peligrosa, como la palabra sociedad. Para sociedad tomare el significado de conjunto de personas.
En mi vida aprendí que un conjunto de más de tres personas nunca es bueno y una sociedad tiene más de tres integrantes, así que la considero algo malo, que destruye la personalidad individual.
Pero tal y como lo dice la sociología, el hombre es un ser sociable desde donde se lo mire, depende del contacto con otros individuos para ser un ser sociable.
A partir de aquí surgió mi primer gran dilema. La sociedad ¿beneficia o perjudica? Al contestarme esto tenia en claro que podría contestarme mis otras dudas.
Todo grupo de personas tiene un líder, y la sociedad esta conformada por un sinfín de grupos, los cuales en cierta forma dominan al resto. Esto normalmente depende de la capacidad mental de dominación que tienen los individuos.
La respuesta a mi pregunta es entonces, que la sociedad no beneficia ni perjudica, pero si ciertos individuos se benefician o se perjudican dependiendo esto de la capacidad intelectual y emocional de cada persona.
Alguien impone modas, otros las cumplen, es como una ley natral de individuo.
Al obtener esta respuesta dije que iba a obtener las otras respuestas y así fue.
El mundo no es un millar de verdades, es un millar de falsas respuestas y algunas verdades que dominan el mundo, es simple. Y a su vez es centrífugo, nunca se puede salir de el o es una cuestión muy difícil. Para colmo de mal este atrae continuamente hacia lo mas profundo, negándote la visión de que hay mas allá de tu nariz.
El problema surge cuando un intenta no participar de la moda (cuestión casi imposible) porque los caminos se cierran en un par. Uno termina en el rincón más oscuro del cuarto menos habitado e iluminado de la sociedad, pero uno no esta solo porque otros también lo hicieron, y termina participando de una moda. Ya que uno no es el único ni el primero en intentar no ser parte de una moda. Termina creando una moda quiera uno o no.
Como se darán cuenta la sociedad es mucho más compleja de lo que uno imagina, toda respuesta es una pregunta, y toda pregunta son muchas respuestas posibles. Pero las respuestas son muchas mentiras y pocas verdades.
El mundo tiene millones de preguntas sin contestar, las personas inconscientes tienen preguntas que no se quieren preguntar porque no les gustarían las respuestas que puedan obtener.
Una vez una persona me pregunto “¿cómo se sabe que las hojas de los árboles son verdes? Y si en realidad todas las personas son daltónicas y las hojas son azules rojas”y yo no tuve respuesta para afirmar que lo que me decía era verdad o lo que él pensaba era una mentira absurda porque yo en realidad las veo verdes pero como estar seguro de que no soy daltónico.
Aquí surge nuevamente el tema de las verdades, el tenia su verdad, yo tenia mi verdad pero ¿cuál es la verdad verdadera?
Una chica me contesto esta pregunta diciéndome “y si en realidad el mundo real no es lo que vemos y en realidad el mundo real lo ven las personas que nosotros decimos que están locos y solo los llamamos locos porque viven en un mundo que nosotros que nos creemos sanos no vemos”. ¿Quién es capaz de asegurar que los locos están locos? Nadie, porque en realidad nosotros no estamos capacitados para decirlos porque no tenemos esa respuesta, no tenemos esa verdad.
Las personas son seres auto conformistas, “y si yo lo veo así, es así y esa es la verdad”, nadie se puso a pensar si hoy es hoy en realidad, o si el general San Martín cruzo la cordillera o si Belgrano creo la bandera ¿y si en realidad fue uno de sus soldados que le dio la idea y el solo la llevo acabo? Nos impusieron eso y nosotros lo hicimos una verdad, pero ¿fue así realmente? La respuesta mas lógica seria “yo no lo sé, pero lo leí en billiquen o en anteojito” pero el que escribió billiquen o anteojito, ¿de donde lo saco? ¿Quién se lo dijo?
Todas estas preguntas se las hice a una persona y su respuesta fue “sos demasiado complicado, tendrías que ocuparte de las cosas más simples, de tu vida por ejemplo” pero no se dio cuenta que pensar es el don mas lindo que tienen las personas y que normalmente uno lo utiliza de mala manera.
¿Qué pasara el día de mañana cuando la gente no piense? Porque vamos camino a eso. ¿Quién tendrá el futuro de cientos de personas en sus manos? Hoy en día no lo sé, pero sé que vamos camino a lo fácil, lo simple y lo rápido.