Hoy me levante con una palabra en la cabeza… y explote…

Hoy me levante con una palabra en la cabeza… y explote…
Note que ser imperfecto es perfecto en los últimos tiempos y que las exigencias del mundo me matan lentamente...

No soy perfecto es mas soy exactamente lo contrario… hoy me desperté con una palabra en la cabeza…
Las cosas salieron mal desde un inicio… necesitaba cambiar el rumbo… pero el viento no me favorecía… y explote…
No pude gritar… las cuerdas vocales se tensionaron pero no emití sonido… nunca pude gritar en momentos de desesperación… hoy me desperté con una palabra en la cabeza…
La soledad lentamente se aferro a mi vida… demostrándome lo perfectamente imperfecto que fui… termine solo en medio de la vida… me canse… y explote…
Preferí dormir para ver si el tiempo ayudaba a sanar… descubrí que dormir es imperfecto para todo… deje de soñar en medio del sueño y no vi el fin… decidí matar mi inocencia con palabras asesinas… que mataron mi inocencia y mi alma… y explote…
Creí en personas sin creer… soñé con un mundo sin soñar… pensé que todos colaboraban pero yo no colabore… cedí al engaño de lo banal…
Sentí que todo se venia abajo… pero todo estaba destruido de antemano… o nunca fue construido… mentí… me mentí… me desperté con una palabra en la cabeza…
Decidí volar… creer en ver mas allá de lo que veía… pensé que vería otra realidad… pero no fue así… aterrice de emergencia en medio del caos… y explote…
Me desperté en medio del desierto donde lo maligno y lo traicionero son claros ejemplos de un mundo real, actual… me desperté creyendo en utopías… mire a los ojos a millones de personas sin descubrir lo que buscaba… y perfeccione lo imperfecto… hoy desperté con una palabra en la cabeza…
Camine el camino corto… después el largo… me canse de caminar ambos… y no encontré pasadizos ni callejones… que me acercaran a mi objetivo desconocido… y explote…
Sentí la soledad respirándome mas cerca… durmiendo conmigo e incitándome a casarme con ella… dude en proponerle matrimonio mirándola a los ojos… pero no encontré respuesta… no hay mirada en la soledad… no hay abrazos ni besos… solo se que me desperté con una palabra en la cabeza…
Creí que el amor era para mi, perfecto y sano… pero no lo pude experimentar… choque en las banalidades de “no” sin fundamentos o en “tal vez” sin realidad… el futuro es impensado e inexplicable… y explote…
Maneje por la mañana loca y sin sentimientos de esta ciudad… los muros de La Paz lo describen bien “existen mas taxis que sentimientos” se lee en el viejo graffiti que describen a cualquier ciudad… y la velocidad diaria en la que solo se esta y no se “es”… solo se vive… me desperté con una palabra en la cabeza…
De repente la música robo mi atención… las estrofas cantadas por Juanes decían “Porque estos tiempos son difíciles y es más escasa a la verdad. Porque estos tiempos son difíciles y estamos sentados tan lejos el uno del otro. Porque estos tiempos son difíciles y estamos atados de manos y corazón”…
Todo se desvaneció… mate mi realidad ficticia con palabras reales que apuntaron a mi corazón… y explote…
Después de explotar me puse a pensar en la palabra con la cual me levante en mi cabeza… busque la definición… no sabia si era exactamente lo que sabia que significaba… la palabra es occiso…
El miedo invadió mi ser… y decidí vivir… no hay tiempo para explotar cuando solo se trata de ser… los buenos tenemos que esperar… mientras tanto… tenemos tiempo para aprender… que difícilmente el mundo entienda… lo que uno es capaz de sentir