EL INCONCIENTE QUE ESPERABA EL COLECTIVO…

Esperando, creyendo en que el mundo es invisible a los ojos, el inconsciente levanto la mano al primer colectivo que paso… en busca del destino… buscando el camino a lo locura infinita que lo haga vivir…
Subió escalón por escalón, creyendo en cada paso que daba que era el medio perfecto… cruzo miradas con cada persona que cruzo a su paso, desde la puerta delantera hasta sentarse en los escalones de una lejana puerta trasera… de un colectivo que, en hora pico, amontonaba sueños que intentaban llegar a la libertad de su hogar, o al escándalo de su vida amorosa desenamorada…

Cada mirada expresaba algo… pero el inconsciente no noto lo superficial, simplemente pensó en estar… solo… como un ermitaño en su eterna felicidad…
En cada parada descendía y ascendía gente… y el inconsciente no notaba la necesidad de los pasajeros de querer salir… el seguía sentado en el escalón de la puerta trasera… mirando el asfalto ante el avance del colectivo…
Los gritos de los pasajeros no se hicieron esperar, pero el inconsciente no percibía lo que el mundo expresaba… vivía su vida… su feliz y ermitaña vida…
El destino incierto se acercaba… y el colectivo comenzaba a vaciarse… solo un grupo de jóvenes permanecía tan inconsciente como el inconsciente… mirando al mundo sin mirarlo… creyendo en ser lo que no eran… soñando… pensando…
Cada parada marcaba el final del recorrido para cada persona… que lentamente descendía del colectivo buscando el rumbo correcto para llegar por sus propios medios a su destino…
El inconsciente seguía allí… sentado en el escalón trasero… perdido en su inconsciente y ermitaña vida…
De pronto el colectivo detuvo su marcha… era el fin del recorrido… el inconsciente estaba allí… sentado esperando… vaya a saber que… con la mirada perdida… en un punto exacto… la mujer que manejaba el colectivo… se paró del asiento conductor… camino el pasillo enorme y corto del colectivo… mirando a la persona inconsciente… que sin moverse… estaba sentada… mirando un punto fijo…
La mujer, pregunto al hombre inconsciente, a donde iba… el hombre miro a la mujer… y respondió… que nadie había percatado su presencia… solo cuando el molesto con su presencia… nadie pensó quien era… porque estaba allí… solo que molestaba en el camino de la persona y su libertad… negando el paso de las personas con el mundo… sus mundos… nadie pregunto que era de su vida… y porque necesitaba estar sentado… nadie pregunto…
El hombre se paró, miro a la mujer… y le explico… con lujo de detalles quien era… la mujer… sonrió dulcemente… le dio un beso en la mejilla… y lo ayudo a bajar…
El inconsciente… no era tan inconsciente… era el más consciente…
Muchas veces dejamos de ver lo que en realidad pasa… solo porque buscamos nuestro interés personal… no tenemos preguntas… y creemos saber todas las respuestas… pero en realidad… no sabemos nada…
El inconsciente muchas veces es consciente… y muchas otras tantas veces… somos presos de lo que creemos nuestra libertad…
¿Por qué todos reaccionamos de la misma manera? Por el inconsciente colectivo…
El inconsciente colectivo es un concepto básico de la teoría desarrollada por el psiquiatra suizo Carl Gustav Jung. La teoría de Jung establece que existe un lenguaje común a los seres humanos de todos los tiempos y lugares del mundo, constituido por símbolos primitivos con los que se expresa un contenido de la psique que está más allá de la razón.
Entonces… ¿por qué tratar diferente a alguien… si en realidad… todos… absolutamente todos… reaccionamos y actuamos bajos los mismos parámetros???