Que es a lo que más le tememos…

Que es a lo que más le tememos…
Tal vez el titulo diga más de lo que voy a decir en este relato… tal vez diga más de lo que algunos se imaginaban… tal vez temer sea parte de la vida… tememos a muchas cosas… a lo desconocido… a lo conocido… a lo imprevisible… al amor… a la vida… al desafío… al creer… al sentir… al recordar… a que la historia se repita…

Muchas veces el destino se para frente a nosotros y nos desafía con algo que sabe que le tememos… solo para ponernos a prueba, para ver si lo que hacemos es lo correcto, lo incorrecto o solo si jugamos… o salimos corriendo…
Hoy tememos a enfrentar una mirada… los tiempos modernos de tecnología alocada no permiten la unión de dos miradas… siempre un par de monitores aleja ese desafío… y todo es más sencillo de decir… por eso cuando tenemos que decir frente a frente las cosas… el temor a la respuesta contraria nos hace perecer en el intento de decir lo que teníamos para decir…
Tememos al ridículo… al que nadie nos mire… al que todos nos mire… al que dirán… al que no dirán… todos tememos a algo…
Creemos que podemos con nuestro temor… creemos que podemos pero muchas veces le ganamos perdiendo la oportunidad… escusas baratas nos hacen ganadores de batallas jugadas en campos que no debían jugarse… todo por el temor a fracasar, a perder, y hasta inclusive a ganar…
La mejor manera de vencer el temor es enfrentar… pero hoy en día la voz del pueblo cree que es eludir, evitar, no al enfrentamiento responden algunos… no soy vos soy yo… se dirá en otras cosas…
Escusas de temores, creencia de ser buena gente solo por el temor de no quedar mal parados… como se define el asunto del temor… evitándolo… no atacándolo como debería ser…
Uno es quien juega… y uno es el que pierde aunque cree ganar… cuantas veces el temor a ser visto como el malo de la película o ser el gran hombre que esta con más de una mujer nos dejaron sin nada… pero nada…
Cuantas veces no decir las cosas por el temor a ser heridos… nos dejó sin nada…
En fin el temor es una prueba del destino para darnos el premio, o hacernos ganadores de nada…