FINALIZAR PARA EMPEZAR

De vez en cuando la vida toma conmigo un café, dice la canción… hoy conmigo la vida se tomó un helado. Y me dejo frio, triste, hasta dolido… Y a la vez feliz, alegre y con ganas de crecer… 

Observo, miro, siento… pero mi falta de valor no me permitió ser quien debía ser en ese momento en particular. 
Debería ser egoísta y pedirle a la vida que no me aleje, que me permita estar cerca… aunque sea en un rincón con tal de verla diariamente… 
No permití a mis lágrimas salir, por el simple hecho de que hubiera empeorado la situación… por momentos entiendo que llorar es solo en silencio o con gente que te permite verte así…
Disfrute de un adiós sin decir adiós… disfrute de los hasta pronto sabiendo que no había hasta pronto. Pensé cuando debía actuar… y actué cuando debía pensar pero lo disfrute… 
Robe las miradas perfectas, las sonrisas acarameladas, las palabras más hermosas jamás pronunciadas… 
Pero debí pedirte que no me dejes, que me lleves o que te quedes… podría hacerte falta cuando menos lo creas… o podría ayudarte cuando nadie lo hiciera… 
Hay que seguir… el camino se bifurca y a cada uno le marco una ruta diferente el GPS de la vida… pero espero que el mío o el tuyo recalcule y me deje cerca de ti o tal vez a ti cerca mío… 
Los dos esperamos del otro lo mismo pero ninguno de los dos lo dijo… la vida nos pedía a gritos que utilizáramos las palabras correctas… pero preferimos dejarlo así… 
Hoy es el principio de un final nunca escrito y el inicio a una segunda parte aun no planteada… 
Tal vez después de esto, la historia no tendrá fin…. 
Hoy solo soy Lucas… creo que hoy me di cuenta que el mundo no lo voy a cambiar… pero a una persona si…