SAPOS DE OTROS POZOS... O POZOS DE OTROS SAPOS...

La madrugada pega duro en el autoestima, es ese momento donde miras a tu lado y la oscuridad con su luz apagada te envuelve en un abrazo solitario… y es en ese momento donde pensas… soy sapo de otro pozo…

El mundo piensa en grandes cantidades de dinero, en sexo desenfrenado y en popularidad, nadie revela ya rollos de imágenes sinceras, la digitalización llego en el momento exacto para decirle a la gente que nada cuesta, así que si no te gusto una foto sacas otra… en la época del rollo intentabas siempre sacar la mejor foto… no pensabas que tenías otra chance… buscabas la chance… y soñabas con que los astros se alinearan a tu favor…
En este momento los  pozos los ocupan otros sapos, ya no sé si son los mejores… son los que venden ilusiones y van rotando de pozo en pozo pensando que el próximo pozo será el indicado…
Hoy la madrugada rompe con su frialdad y yo me siento sapo de otro pozo… estoy aquí pensando que el próximo lugar será el mejor, pero nadie ni yo mismo me lo puedo asegurar… será que ¿el efecto de la digitalización también me abarco? Saco millones de imágenes de un mismo momento, tratando de recordar ese no sé qué de un no se cuánto de otro pozo o de otro sapo…
Vivo en sintonía con el mundo, todos vivimos así… algunos creemos que el mundo nos saca del medio… el medio nunca llego a ser pisado por nosotros… otros pensamos en que este no es nuestro mundo… sapos de otro pozo… pero este es nuestro pozo… solo que no lo valoramos…
Vivimos en pozos depresivos o solitarios… o en pozos afortunados llenos de felicidad… nadie sabe… un pozo es nuestro rincón en el mundo… nos alojamos allí para que el mundo no nos vea o solo para descansar…
Paradojas de un sapo cancionero, somos el alojamiento de un desamparado… o el desamparado que buscaba alojamiento… y tu esperabas por mi… o yo espero por vos…
Sapos de otros pozos… o pozos de otros sapos…

Soy Lucas buscando la conciencia global… más allá de las narices… en pozos de sapos que nunca llegaron a alojarse en el mundo… en tu mundo… o en el mío…