LA PARADOJA DEL SATÉLITE


Mire para arriba y allí lo encontré… un satélite rondaba por el cielo más iluminado de la ciudad con mayor cantidad de luces.
Allí estaba apurado buscando su próximo momento.

Apurado buscando vaya a saber que… el satélite iba increpando a su paso a las estrellas que inmutadas no se movían, ni siquiera sentían su presencia… pero el satélite seguía firme su paso… hacia la nada… hacia el todo…
El satélite solitariamente avanzaba… solo… sin perder su objetivo seguir avanzando… las estrellas bellas con su resplandor no se movían… se quedaban quietas… haciendo notar su belleza… pero el satélite seguía avanzando… apurado buscando su próximo destino… la nada misma…
Hoy mire al cielo y allí lo encontré… un satélite seguía avanzando… solitariamente… las estrellas con su belleza no se movían… hoy entendí… que la belleza no te lleva a ningún lado… solo un buen propósito te hace avanzar…
Hoy prefiero ser satélite… antes que ser una bella estrella

LUCAS JARA
Más allá de las Narices