Explícale


Explícale a ese niño que son 22 personas atrás de una pelota, que juegan porque son mercenarios y cobran por hacer algo que muchos harían gratis.

Explícale al mundo que llora por estos héroes vestidos de verde que el futbol no es un sentimiento.
Explícale a la vida que el mundo llora porque tiene ganas.
Explícale a ese niño que espere que alguien lo despierte de esta pesadilla en el cual sus héroes terminaron perdiendo por algo extra futbolístico, que son solo 90 minutos de muchachos que corren atrás de una pelota. Dale explícaselo al pobre chico.
Explícale a un mundo que gira cual pelota de futbol impulsada por alguno de estos genios con una comba perfecta, que todo esto es solo un juego, dale te desafío a que se lo explícaselo.
Explica a todos los hinchas del Chapecoense que esperaban el partido de sus vidas que es solo una derrota… y que habrá nuevas oportunidades… dale explícaselo… Sigo desafiando tu silencio…
Quiero que expliques, vos, que decís que el futbol es un juego básico de 22 personas que corren atrás de una pelotita para embocarla en el arco, que esto es solo eso sin tener en cuenta, la pasión, la alegría, la dicha, y hasta la necesidad de las personas en creer en que el amor que sienten por los colores es solo un juego básico…
Hoy la tragedia nos demostró que el futbol es más que eso. Es un sentimiento por fuera del amor, de la pasión, del querer y del sentir… es algo por fuera de todo eso y todo eso a la vez…
Hoy la tragedia nos dejó huérfanos de las gambetas, del sacrificio de un equipo de personas que tenían un sueño, el mismo del de toda una ciudad, que quedó trunco por un avión que nunca llego a destino…
Explícame vos a mí, a ese niño, a los hinchas y al mundo… porque paso esto…
Soy Lucas y hoy solo te pido a vos que expliques, porque yo no puedo.