enamorados


Me senté a escribir, porque a veces me sale más fácil así. Es difícil poder comunicar el amor, como podemos ponerle palabras a nuestras miradas o a nuestras risas cómplices. Explícame como definimos eso que sentimos, que al besarnos nos decimos sin decir ni siquiera una palabra.
Por eso demore en escribir, porque no encontré las palabras perfectas, solo la misma frase trillada de siempre, “te amo”. Es mucho más que eso, es una energía, un sentir, un decir, un pensar, un conectar, un no sé qué de ese no sé cuánto.  
Me senté a escribir porque otras veces necesito que el mundo se entere que estoy vivo, pero vivo dentro de tantos muertos, porque vivir es estar así, viviendo, juntos a la par diría Pappo. Pero nada sería sin esos momentos, vos, yo, el universo conspirando para que ese momento sea el perfecto, solo vos y yo, con mucha gente, sin nada más que pedir, eso… solo eso… amor…
Decirte feliz día seria empañar este momento, sería decir algo obvio para un momento perfecto, solo prefiero que el mundo sepa que estamos vivos, juntos, sin daños, sin fingir, sin mentir… así, siempre buscando la sonrisa, el momento ideal, la locura automática, la canción que nos diga lo que no podemos decir mientras nuestras miradas se cruzan vaya a saber porque vez… así siempre así… amándonos…
Soy Lucas, buscando la conciencia global… tal vez hoy apriete el botón de pausa y me pierda en la mirada que encontré hace algunos años y que cada segundo me atrapa más y más.