Lo cierto es que…



Cambiar, esa bendita sensación de pasar de un estado a otro, y en el medio la crisis, que puede ser emocional, física, amorosa. Lo cierto es que, ese momento es este, este preciso momento que nos lleva a otro punto.
Pero vivimos en crisis, somos seres que necesitamos avanzar o retroceder, dependiendo el momento de la vida, aunque no todas las crisis son malas, hay algunas que nos llevan a pensar; pero lo cierto es que el cambio es inevitable.

Hay momentos en que esa frase debería ser cabecera, siempre nos preguntamos el por qué, de las cosas, el para que, pero nunca nos preguntamos donde terminaremos con la decisión que tomamos, por eso la frase que debemos respondernos es, “lo cierto es que”. Esa frase nos lleva a decirnos la verdad, no mentirnos, no hay forma alguna de dar vueltas, lo cierto es que necesito tal o cual cosa, lo cierto es que prefiero seguir por este camino o cambiar esto otro. Cambio mi vida, o sigo así… lo cierto es que, las preguntas son variadas pero las respuestas a un cambio deben ser verdaderas a nuestros sentimientos.  
También esa frase nos denota verdad, “lo cierto es que muero de ganas de robarte un beso” o podría ser “lo cierto es que no siento lo mismo que tu”. Lo cierto de la vida es que no todas las personas que conocemos quedaran por siempre en nuestra vida, lo cierto es que lo que hoy sentimos, no será igual a lo que se sentirá dentro de unos días, lo cierto es que hoy tal vez coincidas conmigo y tal vez mañana ya no.
El cambio nos lleva a creer que todo lo anterior estuvo mal, y esto esta bien. Nunca es así, lo que hicimos fue lo correcto para ese momento, y ahora es esto… me doy cuenta leyendo textos viejos que hice y hoy tal vez ni yo concuerde conmigo.
Tal vez, lo cierto es que no muchos entiendan mis cambios, cerré etapas, cambie, cambio y cambiare, no hay que temerle al cambio cuando es necesario para avanzar y al seguir adelante se cambia, de ambiente, de paisajes, de aires, de sentimientos, de gente, de lo que nunca fue, de lo que es, de lo que creí que debería ser.
Lo cierto es que mi vida es mía, de mis ideales, de mis sentimientos, de mis cambios. Y me gusta ver que la gente que esta en mi vida cambie, avance, porque lo cierto es que eso es vivir.  
Soy Lucas, y busco la conciencia global, lo cierto es que termine encontrando la mía.